¡VICTORIA! Frenar el programa federal de exportación de pieles

A través de un tratado internacional de comercio de especies en peligro de extinción, el gobierno federal está facilitando la exportación masiva de pieles y otras partes de animales a otros países donde los abrigos de piel y similares todavía son socialmente aceptables. Al hacerlo, los federales han eludido la revisión ambiental y la opinión pública sobre el programa.

Estados Unidos es parte de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES), el tratado internacional que prohibió el comercio de marfil no regulado. Bajo CITES, el Servicio regula la exportación de pieles y otras partes de animales de lobos, gatos monteses y otros animales de peletería de los EE. UU. Esto se logra a través de un sistema de permisos y etiquetado en conjunto con los estados y los cazadores individuales. Estas pieles y partes se utilizan en lugares como Rusia y China para productos como abrigos de piel, que pueden requerir 50 pieles de gato montés cada uno. Solo en 2014, el Servicio emitió “etiquetas de exportación CITES” que permitían la exportación de 59 000 pieles de gato montés de los EE. UU. Recientemente, el Servicio también otorgó permiso al estado de Montana para etiquetar pieles de lobo gris para exportación.

Así que presentamos una demanda, exigiendo que el Servicio evaluara públicamente los efectos de su programa de exportación en la vida silvestre nativa, incluida la enorme "captura incidental" de otros animales que no son el objetivo, generalmente atrapados en trampas y lazos. El Servicio ha publicado una evaluación del programa, pero lamentablemente es deficiente.

Ganamos la parte de nuestro caso que se refiere a las "declaraciones de toma incidentales", que se utilizan para determinar cuándo el Servicio de Pesca y Vida Silvestre debe tomar medidas en respuesta a la matanza accidental de especies en peligro de extinción como el lince canadiense. Esa parte del programa federal de exportación ahora se reescribirá de manera que cumpla con la Ley de Especies en Peligro de Extinción y, con suerte, proteja al lince canadiense y otras especies similares. Haremos un seguimiento para asegurarnos de que así sea.

es_MXEspañol de México